Arsenio Gálvez
13 noviembre, 2016
Carlos Fernández Turienzo
31 enero, 2017

Mantenimiento y limpieza de filtros

 

sin-titulo-3

Si eres usuario de filtros, sabrás que entre tu sensor y lo que quieres captar en él, solo hay un grupo de lentes que componen tu objetivo y los filtros que utilizas, seguro que en su momento decidiste hacer una pequeña inversión en ellos teniendo en cuenta que la calidad y su material podían influir en tus resultados, entonces, ¿porque vamos a ser menos cuidadosos con ellos que con el resto del equipo?

Los consejos de LucrOit

Pues bien, desde LucrOit Blog vamos a daros unos pequeños consejos para el mantenimiento de vuestros filtros y como realizar una adecuada limpieza de los mismos, por supuesto ni que decir, que recomendamos el uso de una mochila o bolsa específica para transportarlos.

Para empezar vamos a deciros que no es necesario gastar una gran cantidad de dinero en productos, vamos a ver algunos de ellos y para que se usan, los ponemos en orden de uso:

  1. Pera (soplador)
  2. Pincel
  3. Producto específico o toallitas humedas
  4. Gamuza microfibra
  5. *Agua dulce

1- Pera (soplador)

pera

El soplador, o más conocido entre fotógrafos como «Pera«, es una herramienta que no sabes lo útil que puede llegar a ser hasta que la tienes. Lo cierto es que una vez acostumbras a usarla, se puede decir que alargas la vida de tu equipo. Dar un repaso a todo antes de guardarlo, aún incluso si después vamos a hacer una limpieza a fondo en casa o el estudio, nos asegura que parte del residuo no acaba en nuestra mochila, acumulándose una y otra vez.

En el caso de los filtros, siempre pasa que después de un rato trabajando con ellos, se puede acoplar cualquier partícula y echar a perder alguna de nuestras fotos, así que tenerla a mano para darle un soplido con la pera al filtro mientras trabajamos, no viene nada mal.

A la hora de limpiar nuestros filtros después de haberlos usado, es la pera lo primero que vamos a utilizar, con ella nos aseguramos de retirar del filtro todas las partículas de gran tamaño, o gran parte de ellas, al ser aire a presión, no corremos el peligro de arañar el filtro.

2- Pincel

sin-titulo-1

El pincel es un paso que muchos se saltan, e igual estoy de acuerdo en que tampoco es un imprescindible, pero si es cierto que siguiendo todos los pasos tanto en lentes como en filtros, nuestro equipo se conservará mucho mejor.

Pues bien, el pincel es el segundo paso en el momento de limpiar nuestros filtros, con él hacemos unas leves pasadas para retirar todas esas partículas que el soplador no ha podido retirar y que podrían dañar nuestro filtro al pasar y presionar con la gamuza.

3-Producto o toallitas húmedas

hogar-toallitas-limpia-gafas

Tenemos algunos productos específicos que van muy bien, productos fabricados expresamente para el profesional, aunque por otro lado disponemos de alternativas más económicas y que no viene mal llevar siempre en nuestra mochila, y me refiero a las toallitas húmedas, si, las de bosque verde que veis en la imagen pueden ser perfectamente válidas.

En el paso 3 y en caso de hacer uso de los productos, echaremos unas gotas del producto sobre la gamuza de microfibra, o bien sobre el filtro directamente, seguidamente lo extendemos por toda la superficie y limpiamos con cuidado, por lo menos la primera pasada que hagamos evitaremos presionar demasiado.
En caso de realizar el paso 3 con las toallitas húmedas, es importante hacer un buen uso de ellas, ya que al estar impregnadas de alcohol, este se evapora muy rápido, y estas toallitas una vez pierden esa humedad, se vuelven muy rígidas y pueden terminar arañando nuestros filtros o lentes, así que precaución.

 4- Gamuza Microfibra39739

Es indispensable llevar siempre con nosotros una Gamuza, independientemente del tipo de fotografía que realicemos, ya que con ella podremos mantener siempre limpia nuestra lente, pero si además realizamos fotografía con filtros, es más indispensable si cabe.
Siempre es recomendable ir comprobando los filtros cuando estamos haciendo fotos, dependiendo de la localización es posible que no tengamos que limpiarlos en ningún momento, o que no dejemos de hacerlo hasta que nos vayamos. Trabajar días de viento, con algo de lluvia, cerca de un salto de agua o próximos a donde rompen las olas del mar, son condiciones que nos tendrán en todo momento alerta y pendientes de que nuestros filtros no tengan nada que arruinen nuestra fotografía.

La gamuza está situada en un 4 paso porque después de las toallitas húmedas o de haber limpiado con los productos específicos nuestros filtros, hay quien da un último repaso con ella en seco para terminar guardándolos en su funda o mochila.
Así que ya sabéis, si no teníais una gamuza, no tardéis en haceros con una.

_56a5146

Recordad que para el manejo de los filtros siempre hay que cogerlos por el borde como podéis ver en la imagen, de esta manera evitaremos dejar marcas en mitad del filtro y que estas se vean reflejadas en nuestras fotografías.

5- *Agua Dulce

agua-dulce

Al principio de la entrada hemos mencionado el agua dulce, lo hemos puesto en un 5 lugar porque no siempre es necesario recurrir a ella, pero en los casos que haya que hacerlo, no solo es totalmente necesario, si no que se hará en primer lugar y antes de cualquiera de los anteriores pasos mencionados.

Seguro que muchos hacéis fotografía de costa y en alguna ocasión una ola os ha salpicado el equipo, o incluso habéis tenido que lidiar con esa bruma provocada por el viento y las olas al romper y que os tiene constantemente limpiando los filtros, pues bien, en terminar lo normal es guardar los filtros aparentemente limpios, o incluso con intención de limpiarlos en llegar a casa o antes de volverlos a usar en la próxima salida. Para cuando hagamos una cosa u otra, CUIDADO, pues muchos cometemos el error de hacerlo en seco, de darles un repaso con la gamuza y listo, pero hay que tener en cuenta que el agua del mar cuando se seca deja la sal, y si pasamos la gamuza en seco lo único que conseguiremos es rayar nuestros filtros.

Es aquí donde el agua dulce juega un papel importante, pues si tu sesión de fotos ha acabado impregnando tus filtros de agua salada, o llevas tiempo sin limpiarlos, en LucrOit Blog recomendamos que tu primer paso sea meter el filtro en agua dulce y con la mano mismo y sin presionar, vayas dando unas pasadas para retirar toda la sal. Una vez hemos quitado la sal de nuestros filtros se puede secar un poco con la gamuza y pasar directamente al paso número 3.

El resultado: Os dejamos con un vídeo resumen de cómo limpiar los filtros:

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.